EDELAP denunció penalmente a dueños de edificios con conexiones clandestinas

La empresa distribuidora de energía eléctrica Edelap denunció penalmente a propietarios de edificios en construcción y a comercios de la ciudad de La Plata, al comprobar que tienen conexiones clandestinas, se informó hoy oficialmente.

La empresa distribuidora de energía eléctrica Edelap denunció penalmente a propietarios de edificios en construcción y a comercios de la ciudad de La Plata, al comprobar que tienen conexiones clandestinas, se informó hoy oficialmente.

"Edelap, empresa del grupo DESA, continúa llevando adelante acciones antifraude para identificar y desarticular conexiones ilegales que afectan la calidad de servicio que reciben los usuarios y generan peligro para la comunidad", señaló un comunicado de la compañía.

Agregó que "el personal de la empresa, capacitado y con elementos para descubrir todo tipo de intervenciones clandestinas en las redes, realiza revisiones frecuentes, incluso durante la noche, desarticulando conexiones irregulares y labrando actas con escribana, que derivan en acciones penales contra los infractores".

La empresa verificó las conexiones de distintas obras en construcción y descubrió el robo de energía mediante "manipulación peligrosa de la red" en los edificios de las calles 32 entre 15 y 16; 35 entre 25 y 26; 26 entre 38 y 39; y en 59 y 25, se detalló.

Como resultado del operativo realizado en horario nocturno, se identificaron conexiones clandestinas en una cervecería, un centro cultural, un almacén y una pizzería de la zona de calle 3 a 5 y de 63 a 64.

Además, se labraron actas por las irregularidades detectadas en las cervecerías de 13 y 40 y de 25 y 495, en la barbería y en una casa de venta de hamburguesas de 7 entre 519 y 520 y en el frigorífico de diagonal 73 y 2.

El robo de energía, en sus distintas metodologías, genera excesos de consumo no registrado que sobrecargan los tendidos, los dañan y provocan una disminución en la calidad de servicio que reciben los usuarios vecinos que están correctamente conectados y sufren problemas de tensión o cortes por manipulación indebida de las redes, se indicó.

Edelap adelantó que procederá a "efectuar el cobro de la energía consumida en forma ilegal a los usuarios involucrados, incluyendo las penalidades correspondientes conforme lo establece el Reglamento de Suministro y Conexión".

Además, se denunciará penalmente a los usuarios que fueron detectados con estas conexiones clandestinas (la pena prevista va hasta los 6 años de prisión) y a quienes ofrecen el servicio de conexiones ilegales y distintas maniobras para manipular las instalaciones eléctricas.

Más de SOCIEDAD