Axel Kicillof anunció un plan de ampliación penintenciaria con la incorporación de 1350 plazas

El Gobernador confirmó las medidas y denunció una campaña en contra: "hay una campaña con un objetivo que es dañar al Gobierno y tratar de generar miedo", destacó.

En el contexto de la Pandemia mundial y comienzo de la liberación de algunos presos por las medias que dispuso la Justicia bonaerense, el gobernador Axel Kicillof brindó hace instantes una conferencia de prensa en la que marcó una clara distancia en relación a las decisiones que toma el poder judicial y remarcó una y otra vez la importancia de la libertad de poderes.


"No es verdad que éste gobierno quiere o puede sacar presos. No puede, Es una facultad del Poder Judicial", resaltó Kicillof, en el contexto de la presentación de un plan para ampliar a 1350 plazas en la Provincia de Buenos Aires los lugares disponibles para alojar a los presos.


Este nuevo plan fue detallado por el Ministro de Justicia y ex intendente de La Plata durante 16 años Julio César Alak, quien ante la consulta de la Red 92 y el diario Hoy explicó que "habrá una Unidad penitenciaria nueva en Lomas de Zamora que tendrá una capacidad aproximada de 500 lugares. Y después tendremos nuevos pabellones que hoy tienen sobrepoblación. Son tres cárceles de Florencio Varela, dos en Magdalena y una en Lisandro Olmos. Allí se harán pabellones nuevos que amplían la capacidad que estos lugares ya tienen", expresó el Ministro.


"Bajo la gestión de la señora Patricia Bulrrich se incrementó la población carcelaria con casi 4 mil nuevos internos y no se construyó ninguna cárcel. Después del desastres que hicieron en política criminal es un irresponsabilidad decir que hay que mandar internos a cuarteles o fábricas abandonadas que tal requieran de una inversión mayor a la que significa hacer nuevas obras", sentenció el Ministro Alak. 

Más de POLÍTICA