Robo en la comisaría de Los Hornos: investigan a policías implicados

El mismo formaría parte de la seccional, de la que se llevaron chalecos, esposas, cartuchos y precintos, entre otras cosas. La causa avanza. La gente, indignada.

Continúa el escándalo por el robo dentro de una comisaría platense, de donde se llevaron elementos importantes para el uso policial diario como municiones, chalecos y handys. Pese a la mediatización de la noticia, hasta el cierre de esta edición el suceso permanecía impune, aunque fuentes oficiales aseguraron que habría una importante pista para dar con el implicado.

El grave episodio es estudiado por la fiscalía penal en turno y por la Auditoría General de Asuntos Internos. Por el momento, tienen establecido que sujetos desconocidos ingresaron durante la madrugada del martes a la seccional Tercera, emplazada en 137 entre 61 y 62 de Los Hornos. Si bien analizan cómo hicieron para burlar la seguridad, indicaron que se metieron a una oficina de investigaciones y se llevaron dos chalecos antibalas, dos cargadores con 17 municiones cada uno, cuatro municiones de posta de goma, un soporte para cámara, una cámara de fotos, una linterna, un par de esposas y un recipiente que contenía al menos 50 test reactivos, todo ello guardado en un mueble cuya puerta se encontraba vulnerada.

La oficial de turno fue quien descubrió lo acaecido y notó que la única ventana de la habitación estaba abierta, además de ver de inmediato el desorden generalizado, con papeles en el suelo y cajones abiertos. Peritos de la Policía Científica habrían detectado dos marcas de calzado que quedaron impresas en una de las hojas tiradas y en el marco de una ventana.

Sin embargo, calificados voceros de la cúpula policial minimizaron el atraco y aseveraron que el botín no fue el mencionado: "Es cierto que el hecho ocurrió pero se llevaron un chaleco antibalas, un juego de esposas, precintos, una linterna y cartuchos antitumulto, todo perteneciente al jefe de Calle de la comisaría". Añadieron que ya tienen un dato para descubrir la identidad del ladrón.

En ese sentido, indicaron que se trataría nada menos que de un agente que pertenece a esa seccional, por lo que en las próximas horas podría haber novedades en la causa, incluida la captura del sospechoso. "Se está trabajando bien en la comisaría, y no a todos les gusta eso", explicó un portavoz.

A quien no le cayó para nada bien el llamativo ilícito fue a los ciudadanos platense, quienes deben convivir a diario con los asaltos cotidianos.

"Ya que roben en una comisaría es el colmo", dijo uno. Y otro expuso: "Yo noto más inseguridad, menos controles, menos cumplimientos de leyes, más dejadez. Y más violencia... todo un poco más".


Más de POLICIALES